La verdad de las mayorías

24-elders

Pintura de William Blake, “The Four and Twenty Elders Casting their Crowns before the Divine Throne”

En una sociedad «democrática» —políticamente correcta, o lo que es lo mismo, hipócrita y mediocre—, lo que consideramos verdad responde a una actitud democrática, entonces la verdad no es más que la verdad de la mayoría, una verdad social convenida, consensuada, y por ninguna motivo una verdad absoluta.

Considerando estos parámetros para definir el contexto, la realidad, nuestra realidad, es lamentable, cuando vemos que nuestra cultura es —nos guste o no— la cultura de la decadencia que se refleja en el consumismo y la televisión basura, simplemente porque es lo que la mayoría considera como cultura, nuestra cultura.

En una sociedad de verdades democráticas, convenidas o consensuadas no hay lugar para la virtud ni para la excelencia, porque el derecho a la excelencia solo puede ser ejercido como acto libre y original de un individuo auténtico, independiente de todo juicio moral, independientemente de lo que se considere, o no, como «políticamente correcto».

Alejandro M.

Anuncios

Acerca de el Ale (αλιενάδος ανθρώπος)

Natural Born Dreamer. Ser vivo en constante aprendizaje del mundo, de la naturaleza, de la vida. «La conformidad no es propicia para la creación. Sólo la profunda incomodidad del alma es capaz de encender la llama apasionada de la inspiración.»
Esta entrada fue publicada en El Ojo Poético, Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s